Salesianos Concepción 

Jueves, 19 Mayo 2022

Don Bosco y María Auxiliadora

eade650eabdc5f976e535757dcf24ac5 XL

  1. Un pacto cumplido

Hace 155 años don Bosco edificó la Basílica de María Auxiliadora en Turín: Don Bosco gastó sus energías en hacerlo realidad; su sudor generoso empapó las obras de la basílica durante los tres años que duró su construcción. Por tanto, esa Basílica de María Auxiliadora de Turín realmente está llena de vida, no es un edificio cualquiera. Pero esa Basílica guarda un secreto singular, un pacto personal entre María Auxiliadora y Don Bosco. Vale la pena descubrirlo. La Congregación Salesiana de Don Bosco comenzó oficialmente el 18 de diciembre de 1859. Don Bosco ya había visto en sueños la Basílica de María Auxiliadora. La primera piedra se puso en marzo de 1864.

El pacto entre María Auxiliadora y Don Bosco fue el siguiente: La Virgen le pidió a Don Bosco que le construyera la basílica. Y Don Bosco le solicitó que le apoyara en el fortalecimiento de su Congregación Salesiana, que era inspiración de la misma Virgen. La Virgen le inspiró las dos cosas: edificar la basílica y fundar la Congregación Salesiana. Cada día, los salesianos consagrados hacen comunitariamente una oración a María Auxiliadora, que comienza diciendo: “Inmaculada Virgen Auxiliadora, Madre de la Iglesia, Inspiradora y Guía de nuestra Congregación”.

En definitiva, mientras don Bosco construía la basílica de la Auxiliadora, trabajaba también en el reconocimiento de su nueva Congregación. Las dos empresas fueron agotadoras: la Virgen quería las dos cosas, porque la basílica y la Congregación Salesiana iban a servir para extender en todo el mundo la devoción a María Auxiliadora. A base de gracias y milagros, ayudó a Don Bosco a que la Iglesia reconociera oficialmente la Congregación Salesiana, que era nueva en varios aspectos.

Conclusión. Muchos turistas ven hoy día en la Basílica de María Auxiliadora un artístico edificio, digno de admiración. Y nada más. Los cristianos y peregrinos vemos en la basílica de la Auxiliadora de los cristianos la Casa de su Madre Auxiliadora. Los miembros de la Familia Salesiana entramos en la basílica como en su casa, mejor dicho, en la Casa de la Madre de la Familia Salesiana. La Virgen afirmó: “Esta es mi Casa”.

Y los miembros de la Familia Salesiana saben que su Familia nació al calor de la basílica de María Auxiliadora.

 

1

 

2. El gran cuadro

Don Bosco puso en la basílica de María Auxiliadora de Turín un cuadro de grandes dimensiones, 7 x 4 metros. Se lo había encargado al pintor Tomás Lorenzone, quien tardó tres años en terminarlo. En primer lugar, es interesante pensar por qué Don Bosco no escogió una estatua de la Virgen para colocarla en la basílica, sino que prefirió un gran cuadro. Él quería expresar tantas cosas de la Virgen, que una estatua le parecía poco expresiva. Por eso, prefirió un cuadro en el que caben muchas figuras relacionadas entre sí. Este gran cuadro trata de resumir el misterio de María, en donde su grandeza consiste en estar relacionada con Dios, con la Iglesia, con nosotros.

Encima del cuadro, se ve un triángulo en el que aparece la figura de Dios Padre. Él es el principio de todo y de todos, el origen de la vida. En el cuadro, destaca la figura del Espíritu Santo que proyecta sobre la Virgen unos rayos dorados, signo de la presencia de Dios. Fue el Espíritu Santo quien obró en el seno de María el milagro de los milagros, o sea, que el Hijo de Dios se hiciera Hermano nuestro, asumiendo nuestra naturaleza humana. En ese sentido, vemos a la Virgen con el Niño Jesús en su brazo izquierdo: Madre de Jesús, Madre del Hijo de Dios.

Pero Jesús, Dios y hombre, une a María con la Iglesia, con todos nosotros, porque es nuestro Hermano Mayor. Ella es Madre de Jesús y Madre de la Iglesia. En el cuadro, no cabemos todos físicamente, entonces el pintor escogió a los que Jesús puso como cimientos de su Iglesia: los Doce Apóstoles y, además los cuatro evangelistas, algunos de los cuales son también Apóstoles. Así quiso presentar Don Bosco a María Auxiliadora: unida a Dios Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; unida a toda la Iglesia. Madre del Hijo de Dios y Madre de la Iglesia. María en el cuadro tiene corona y cetro de Reina, porque su Hijo Jesús le da la fuerza para que Ella nos auxilie.

Cuando bajó el Espíritu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles, envió a los Apóstoles a todo el mundo a predicar el Evangelio. Y a la Virgen también la envió al mundo. Por eso, encontramos a María en todas las iglesias, en todas las casas cristianas, en cada persona cristiana del mundo.

Visto 70 veces
insignia-colegio-fondo-transparente.png

SALESIANOS CONCEPCIÓN

AVENIDA SAN JUAN BOSCO 140

CONCEPCIÓN

+56 41 2104900

Escríbenos

2022 - Salesianos de Don Bosco en Chile, Inspectoría "San Gabriel Arcángel" www.colegiosalesiano.cl - www.salesianos.cl

Buscar